Causas del bajo rendimiento escolar

Los resultados académicos es uno de los temas que más preocupa a los padres y madres, de hecho, las últimas encuestas dicen que los resultados académicos es el segundo tema de preocupación de los padres después de la salud física. Y es que vivimos en una sociedad cada vez más competitiva en la que se tiende a asociar el éxito académico con un buen porvenir profesional y económico. Esta es la razón por la que los padres y madres dedican buena parte de su tiempo y esfuerzo para conseguir que sus hijos e hijas obtengan unas buenas notas académicas.

Sin embargo, hay ocasiones en las que aparecen las malas notas. Cuando esto ocurre, los padres y madres aumentan su preocupación y, en muchas ocasiones, también es fuente de conflictos en la dinámica familiar. Además también puede tener consecuencias negativas para el niño o niña, no sólo en el ámbito académico, sino también en el ámbito emocional y social dando lugar al fracaso escolar. 

Por eso, es fundamental intervenir desde el primer momento para evitar las consecuencias negativas y conseguir que los niños y niñas obtengan el éxito en sus estudios y puedan tener un desarrollo pleno.

Para ello lo primero que debemos hacer es indagar sobre el motivo o motivos que están ocasionando las malas notas. Es necesario recalcar que los malos resultados académicos pueden deberse a muchos factores y para dar respuesta adecuadamente es necesario conocer y tener en cuenta las particularidades y circunstancias del estudiante, haciendo un estudio personalizado de la situación del estudiante para poder responder de forma óptima a sus necesidades.

De todas formas, en líneas generales, podemos decir que las causas más comunes del bajo rendimiento escolar son:

  1. Dificultades de aprendizaje: en muchas ocasiones, detrás de unos bajos resultados académicos hay alguna dificultad del aprendizaje sin diagnosticar como dislexia, discalculia o TDAH. Las dificultades de aprendizaje no afectan a su capacidad intelectual, pero sí pueden interferir en las habilidades que son necesarias para cubrir las exigencias académicas como la lectoescritura, el cálculo, la comprensión lectora, la atención, etc.
  2. Problemas de autoestima: Otro factor es la autoestima. Muchos estudiantes con malas notas acaban por ver afectada  su autoestima y autoconcepto, lo que conlleva desinterés y falta de acción al creer que no son capaces de conseguir aprobar. En estos casos es importante averiguar a qué se debe y desarrollar estrategias para ayudar al niño a mejorar su autoestima
  3. Problemas de motivación: Con frecuencia, la falta de motivación es la consecuencia de algún factor que incide en las ganas de querer aprobar, es decir, para hacer algo, hay que querer hacerlo, por eso la falta de motivación por el aprendizaje académico puede afectar al rendimiento escolar. Para trabajar la motivación es necesario, no sólo trabajar la motivación y la automotivación, sino también actuar en el desencadenante de la desmotivación
  4. Falta de hábitos de estudios. Otro factor que puede afectar al rendimiento académico es la falta de unos hábitos de estudio. Cuestiones como la falta de un ambiente adecuado, pocas habilidades de organización y planificación o la falta de rutinas puede acabar afectando a los resultados académicos. La falta de hábitos de estudio, además puede hacer que el estudiante realice un gran esfuerzo sin unos resultados adecuados al esfuerzo.
  5. Factores emocionales o psicológicos: Los factores emocionales y psicológicos también pueden afectar negativamente al rendimiento escolar y las notas escolares. Puede haber alguna situación externa que pueden afectarle  como la separación de los padres, la muerte de algún familiar, un gran cambio en su situación familiar, malestar emocional por alguna situación vivida o incluso una situación de acoso escolar.

En cualquier caso, si tienes alguna duda o no eres capaz de identificar la causa o causas, ponte en contacto con un profesional que ayude al estudiante a obtener un rendimiento académico óptimo y una notas escolares satisfactorias.


Si quieres mejorar los resultados académicos de tu hijo tienes a tu disposición mi Programa de Mejora del Rendiminto Académico, un entrenamiento individualizado para ayudarle a desarrollar un método de estudio eficaz.

También tienes a tu disposición mis tutorías personalizadas para estudiantes para darte pautas y herramientas que realmente te permitan conseguir el éxito académico y alcanzar sus metas

Si eres padres o madre también puedes acceder a mis tutorías personalizadas para padres y madres para darte herramientas y pautas que te permitan ayudar a tu hijo a desarrollar todo su potencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *