Cómo concentrarse para estudiar

La atención y la concentración son fundamental para el estudio. La concentración es la capacidad de enfocar toda nuestra atención en solo estímulo ignorando los demás estímulos que intentan llamar tu atención. Estos estímulos que desvían nuestra atención del foco, son las distracciones. Esta dificultad para mantener el foco de atención e ignorar las distracciones que hay a nuestro alrededor hace más ineficaz el tiempo de estudio, haciendo que tengamos que dedicarle más tiempo al estudio y afectando negativamente a los resultados académicos.
La falta de concentración es lo que puede hacer que no aprovechemos al máximo la sesión de estudio y que después de estar tres horas delante del libro o los apuntes no recordemos ni la cuarta parte de lo que hemos estado estudiando.

Factores que afectan a nuestra concentración:
Hay tres factores que inciden de forma significativa en la atención y concentración:

  1. Entorno: el lugar en el que estudias juega un papel muy importante en tu capacidad de concentración. Para favorecer la concentración los tres requisitos imprescindibles que debe cumplir el entorno son:
    • Tranquilidad y comodidad: Es muy importante que el lugar esté alejado de ruidos que puedan molestarte y distraerte y que sea cómodo, con la luminosidad adecuada, con una mesa y una silla adaptadas a tu estatura, en el que tengas todo lo necesario para estudiar y hacer los deberes. Decóralo a tu gusto, es tu lugar de estudio y tienes que sentir que es tuyo
    • Fuera distracciones: procura que el lugar donde estudias esté alejado de fuentes de distracción que pueden hacerte más difícil mantener la atención como el móvil, la consola, el ordenador, etc.
  2. Motivación e interés: El interés en la actividad también influye mucho en la capacidad de concentración. Si la tarea que realizas despierta tu interés te será más fácil mantener la atención que si la actividad no despierta tanto tu interés. Cuando se trata de los estudios son actividades que pueden motivarnos menos.  Busca la manera de motivarte para que te sea más fácil prestar atención. También los pensamientos negativos pueden influir mucho en la motivación.
  3. La propia capacidad de atención y concentración: Tu propia capacidad de prestar atención también influye, no todos tenemos la misma capacidad de concentración. Hay persona que por muchos y muy variados motivados les cuesta más mantener la atención. La buena noticia es que la atención también pude estimularse mediante la realización de diferentes actividades.

Pautas para mejorar la concentración
1 – Una higiene del sueño adecuada: en la sociedad actual ninguneamos mucho al sueño, y en épocas de exámenes los estudiantes sacrifican horas de estudio, pero lo cierto es que las horas de descanso son imprescindible tanto para que se asienten los aprendizajes como para que la mente rinda de forma adecuada. Además a un cerebro cansado le cuesta mucho más trabajar y concentrarse.
2 – Una alimentación equilibrada: El cerebro necesita una serie de nutrientes para funcionar de forma óptima. No se trata de hacer dieta si no comer todos los nutrientes en la proporción adecuada
3 – Fuera las distracciones: no es buena idea tener el móvil cerca (aunque lo tengas en silencio) o que tengas cerca el ordenador (aunque sea sólo para buscar información) porque los más probable es que en algún momento acabes por distraerte. Tampoco te ayuda tener la televisión de fondo. Esas cosas son un enemigo para tu concentración, así que mantén alejados todo aquello que pueda distraerte mientras estudias.
4 – Prepara todo lo necesario para la sesión de estudio. Los apuntes, los libros, las libretas, el diccionario, etc., así evitarás interrupciones innecesarias que pueden romper tu concentración.
5 – Organización: saber qué tenemos que hacer en cada momento de la sesión de estudio y el tiempo del que disponemos ayuda muchísimo a la concentración y la atención.
6 – Descansa: Recuerda que se estima que el cerebro no puede mantener la concentración más allá de 45-60 minutos, así que no te metas sesiones maratonianas de 4 horas de estudio seguidas. En su lugar, pauta unos descansos que le ayuda a tu mente a oxigenarse y que te sea más fácil concentrarte. La técnica Pomodoro, puede serte de ayuda
7 – Trabaja la motivación y la actitud: la motivación y la actitud son elementos muy importante para la concentración, cuando realizamos tareas que no nos motivan y si además lo hacemos pensando sólo en lo negativo, en lo aburrido o difíciles que son, nos cuesta más mantener la atención y este es el caso de los estudios. Por eso, te puede ayudar buscar la forma de motivarte para estudia, pensar en motivos por los que estudiar y hacerlo con una actitud positiva.
8 – Controla los pensamientos negativos y confía en ti mimo: los pensamientos negativos y la falta de confianza en uno mismo rompen mucho la concentración. Creer que somos capaces y eliminar aquellos pensamientos negativos que nos desconcentran nos ayuda mucho a mantener la concentración.
9Controla la ansiedad y el estrés: el estrés es todo un enemigo de la concentración. Práctica la relajación y la meditación para mantener a raya es estrés.
10 – Entrena: la concentración y la atención es como un músculo y se puede trabajar. Unos pocos minutos al día te ayudarán a mejorar tu capacidad de concentración 0

Ejercicios para trabajar la atención
De igual forma que si queremos tener una mejor condición física hacemos ejercicio, la atención también puede trabajarse y desarrollarse.
A continuación te doy algunos ejemplos de actividades que te ayudan a trabajar la atención

    • Sopas de letras
    • Ejercicios de encontrar las diferencias
    • Ejercicios de buscar las imágenes iguales
    • Ajedrez
    • Ejercicios como “Donde está Wally o similares”

Si quieres mejorar tus resultados académicos tienes a tu disposición mi Programa de Mejora del Rendiminto Académico, un entrenamiento individualizado para ayudarte a desarrollar un método de estudio eficaz.

También tienes a tu disposición mis tutorías personalizadas para estudiantes para darte pautas y herramientas que realmente te permitan conseguir el éxito académico y alcanzar sus metas

Si eres padres o madre también puedes acceder a mis tutorías personalizadas para padres y madres para darte herramientas y pautas que te permitan ayudar a tu hijo a desarrollar todo su potencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *